Thinking out loud

Aquella tarde de domingo se sentó a reflexionar sobre todo lo que había ocurrido hasta ahora, sobre sus metas y sueños y entonces fue cuando algo en su mente hizo ‘clic’. Algo se activó en su cerebro y a pesar de que el cielo estaba negro y llovía a cantaros comprendió que el sol volvería a salir mañana y se abriría un nuevo abanico de posibilidades, y así consecutivamente, día tras día hasta que por fin, un día cualquiera, la realidad le diera la vuelta a su mundo, desde el cual nada volvería a ser igual, todo cobraría sentido, y sería entonces cuando se daría cuenta de que todo había valido la pena.

Por eso, acuérdate de que las oportunidades no vienen solas, hay que buscarlas, y aunque creas que lo que haces no te ayuda para lograr tus objetivos, no te rindas, porque todo cuenta. Cada pequeño paso que das, cada esfuerzo que haces te acerca más a donde quieres llegar. Aunque haya días que no le veas sentido a nada, momentos en los que tirarías la toalla, no lo hagas, porque solamente el hecho de haber llegado hasta aquí es mucho y no puedes dejarlo ir ahora.

Además, si estas haciendo algo que te gusta no debería ser una carga, hazlo por amor, hazlo por ti, por conseguir algo, por tener tu lugar en el mundo, pero no lo hagas por obligación o compromiso.

Si no lo haces porque sale de ti, no tiene sentido.

sbbs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s