Countdown to Christmas

Ya queda menos para esos meses de luces e ilusión. Ya queda menos para las vacaciones, para esos días de comer y cenar en familia, de turrones y mazapanes. Ya queda menos para poner el árbol de Navidad y decorarlo en compañía de los tuyos. La Navidad sigue haciéndome ilusión, a mis casi 24 años y un mes antes de que llegue ya estoy esperándola con ansia. No se qué tiene la Navidad que cada año tarda mucho en llegar y luego se vuelve a ir sin que me de cuenta.

No se trata de las vacaciones, ni de los regalos, se trata del ambiente, de estar con los tuyos, de las risas y del tiempo frío y hogareño. de los jerséis de invierno y de esas ganas por compartir historias y regalos. Hace ya meses que empecé a pensar en los regalos de Navidad, ya que no soy de las que hace sus compras navideñas en el último momento, me gusta planearlo todo bien, mirar distintas alternativas y pensar qué le haría más ilusión recibir a alguien. Yo, por otro lado, la verdad es que no quiero nada en concreto, nada más allá de compartir con mi familia estos tiempos tan bonitos, porque desde pequeña lo he vivido como algo mágico.

Recuerdo esas noches de no dormir intentando escuchar el ruido o las voces de los reyes magos al colocar mis regalos debajo del árbol ¿Habrán leído mi carta? ¿Me habrán traído lo que pedí? ¿Y si la carta no les llegó? Esa inocencia no tiene precio, y aunque obviamente ya no lo vivo de igual manera el mes de Diciembre y todo lo que conlleva sigue transmitiéndome mucho positivismo.

Me gustaría poder volver a vivir una de esas Navidades, cuando era más pequeña, y levantarme de un salto de la cama, con mi pijama de dibujitos y  mi melena revuelta de dar vueltas en la cama e ir corriendo al comedor, para ver si estaba la comida y el agua que había dejado la noche anterior para los reyes magos y sus camellos, o si se la habrían comido toda. Volver la mirada al árbol de Navidad con sus lucecitas titilando y ver el montón de paquetes y regalos envueltos en papeles de colores. Lo primero que hacía era contar cuantos regalos llevaban mi nombre, y después empezar a desenvolver todo tipo de muñecas y juguetes, dejando el suelo del comedor cubierto en trozos de papel y lazos de colores.

Aunque nunca pueda volver a vivir esas experiencias desde la perspectiva de una niña pequeña, espero poder seguir viviendo la Navidad con la misma ilusión y el día de mañana poder ver esa ilusión en los ojos de mis hijos o sobrinos.

La Navidad enternece a cualquiera.

🙂

large (8)large (9)yykyktkgyk

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. A mi también me gusta la Navidad, y más desde quw la disfruto a través de los ojos de mo hijo… Me identificado mucho con lo.que escribes!

    Le gusta a 1 persona

    1. Cristina dice:

      Será toda una experiencia cuando me llegue ese momento! Jajaja

      ¡Un abrazo! 🙂

      Le gusta a 1 persona

  2. melodijoella dice:

    Las luces decorando las calles, los villancicos en la radio, el turrón que llega antes de tiempo…
    Navidad, cómo me gusta la Navidad, y por lo que veo también a ti.
    Ya está aquí…
    ¡Un saludo! 🙂

    https://alcompasdetusilencio.wordpress.com/

    Le gusta a 1 persona

    1. Cristina dice:

      Ya no queda nada! 😀

      Un saludo!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s